BLOG

tendinitis-rodilla-1200x801.jpeg
05/Jul/2019

La tendinitis de rodilla es una de las lesiones más frecuentes que se producen, especialmente entre las personas que practican deporte. Esta lesión se da al producirse la inflamación de uno o varios de los tendones que se insertan en los componentes de la articulación, debido a una irritación, sobrecarga, traumatismo o como efecto de algunas enfermedades como puede ser la artritis reumatoide. Esta inflamación acompañada de dolor es la forma en la que el cuerpo intenta reparar los pequeños desgarros que se han producido en la zona articular. Este dolor puede manifestarse inicialmente cuando se practican actividades deportivas que incluyen un sobresfuerzo de la articulación, o tras la realización de éstas, para posteriormente, interferir produciendo dificultad en actividades cotidianas como son el subir o bajar escaleras. Si no se trata ni siguen las recomendaciones de los profesionales sanitarios para su recuperación, puede finalmente desencadenar en una tendinopatía.

Valoración del fisioterapeuta de una rodilla lesionada

¿ Qué factores de riesgo existen?

Como hemos comentado en el párrafo anterior, el diagnóstico de ciertas enfermedades que tienen efectos a nivel de las articulaciones o traumatismos, junto con el envejecimiento, pueden hacernos vulnerables ante este tipo de lesión.

En referencia a las actividades deportivas, aquellas que implican acciones como correr y saltar son las que más aumentan la vulnerabilidad . Otro tipo de actividades físicas que no implican saltos, pero sí alto grado de intensidad o el aumento de la frecuencia de su práctica pueden suponer riesgos de desarrollar tendinitis.

La sobrecarga de la musculatura de la zona superior de las piernas ( cuádriceps e isquiotibiales) que se insertan a la rodilla, pueden exponer a la articulación a un exceso de tensión, derivando finalmente en esta lesión si no se relaja y estiran las zonas implicadas.

Por último, desequilibrios musculares producto de trabajar/ tonificar más ciertos músculos que otros de las piernas, o el uso de calzado inadecuado para realizar actividades deportivas pueden llevar a la realización de movimientos o compensaciones que expongan a la articulación a un sobreesfuerzo.

¿ Cómo podemos prevenirlo?

El dolor es la señal que nos manda nuestro cuerpo de que algo no va bien, y necesita que paremos. Continuar con la actividad o acción que sobrecarga la articulación con la presencia de dolor sólo puede empeorar el estado de la zona afectada por la lesión. A la señal de dolor es conveniente parar, reposar y aplicar hielo/ frío local, así como evitar las actividades que pongan en tensión el tendón.

Uno de los factores de riesgo de los que hemos hablado es la sobrecarga de los músculos de la zona superior de la pierna. Calentar/ estirar esta musculatura si practicas ejercicio y/ o trabajar las zonas descompensadas puede ser de gran utilidad, así como asegurarte consultando con instructores o profesionales del deporte de que las posturas que se están adoptando para realizarlo son las correctas.


capsulitis.png
11/Jun/2019

La articulación está envuelta en un tejido de tipo fibroso, que se denomina cápsula articular. Cuando ésta se inflama ( y no presenta rotura) se conoce como capsulitis. Acompañando a esta inflamación aparece la rigidez en el área afectada y el dolor. Esta lesión puede producirse como consecuencia de algún golpe o contusión, y con el transcurso de las horas las molestias pueden extenderse a zonas adyacentes o acompañarse de la aparición de hematoma.

Son varias las causas que pueden producir este tipo de inflamación, entre las más comunes se encuentran las lesiones de tipo traumático, causas metabólicas, enfermedades reumáticas, su presencia como afección de enfermedades neurológicas ( Parkinson, hemiplegia…entre otros) o como consecuencia de algunos tratamientos farmacológicos.

Uno de los tipos de capsulitis que suelen darse con mayor frecuencia son aquellas referidas a la articulación del hombro, que reciben el nombre de capsulitis retráctil u hombro congelado. El tratamiento de fisioterapia de este tipo de lesión se enfoca en dos momentos diferenciados según los objetivos que se abarcan. En una primera fase se busca evitar las contracturas de defensa, ejercitar el resto de articulaciones del miembro, disminuir el dolor de la zona, así como informar a la persona del proceso de evolución de esta lesión. En un segundo momento se orienta el trabajo a la recuperación de la movilidad de la zona ( repercutiendo así en la funcionalidad de la vida diaria de la persona) y la tonificación muscular de las zonas periarticulares.


04/Oct/2018

        Si estás buscando una forma saludable de comenzar a practicar ejercicio físico, el Pilates puede ser una buena opción. Permite comenzar en un nivel inicial sin necesidad de tener una determinada forma física, y con posterioridad incrementar la dificultad de los ejercicios y ampliar los elementos utilizados ajustándose al desarrollo individual. A su vez, la modalidad de pilates terapeútico permite adaptar los ejercicios en caso de que se presente alguna lesión muscular.. Pero si aún estás buscando motivos para iniciarte… aquí te dejamos 7 razones que te ayuden a dar el paso: 

 

1 Aumenta la flexibilidad: Produce que los músculos se alarguen e incrementen su movilidad, de forma que estén preparados para entrenamientos de mayor rendimiento.

2 Facilita la respiración : Con las pautas de respiración que requiere este tipo de ejercicio, la circulación se verá beneficiada, consiguiendo de forma progresiva trasladar estos patrones a la respiración en general.

3 Mejora los hábitos posturales: Con el pilates se aprende a mejorar , manteniendo una postura recta , adecuando los hombros a ella, y contrayendo el estómago. Aumenta la consciencia en la vida diaria de la importancia que toma la postura, modificando hábitos posturales desadaptativos que nos hicieran más vulnerables a la aparición de ciertas lesiones.

4 Aumenta la tonificación: Ya que se trata de un ejercicio completo donde se trabajan especialmente los grupos musculares que conforman la espalda, glúteos y abdominales, aumentando su fuerza, resistencia y definición en general.

5 Fortalece tanto músculos como articulaciones: El alargamiento y movilidad continuada tanto de músculos como articulaciones favorece el mantenimiento, ya que disminuye su debilidad, y por lo tanto el riesgo de lesiones.

6. Aumenta la sensación de control: Al aprender a adaptar la postura y corregir cierto tipo de hábitos, tomamos mayor consciencia y observación del cuerpo, siendo más fácil controlar descompensaciones, o posibles fuerzas externas que estén incitando a adaptar ciertos patrones posturales.

7. Es una actividad aeróbica que permite el mantenimiento: Al ser una actividad aeróbica favorece la quema de calorías, por lo que puede ser una herramienta tanto para el mantenimiento de peso como de las capacidades funcionales a nivel muscular.


17/Nov/2017

 Se trata de una de las lesiones más comunes que se pueden encontrar recibiendo tratamiento en los centros de fisioterapia. Su origen suele estar en un movimiento de torsión o de flexión máxima que se da de forma rápida en sentido contrario, ejemplo de ello es con frecuencia que se den en los accidentes de tráfico. En estos casos pueden lesionarse tanto la musculatura, como el tejido conectivo, estructuras nerviosas, huesos o articulaciones, apareciendo edema, tensión, bloqueo, inflamación o rigidez en las zonas afectadas.

 Pero… ¿ Qué otros síntomas son pueden aparecer fruto de esta lesión ? 

– Movilidad del cuello limitada.

– Naúseas, mareos y dolor de cabeza.

– Otras afectaciones secundarias, como pueden ser visión borrosa u hormigueo en cuello y manos

– Dolor focalizado en la zona cervical que aparece entre las 24-48 horas tras el suceso.

¿ Qué puede aportarnos el tratamiento con fisioterapia ?

   La reducción de la inflamación, eliminación de las tensiones del tejido conjuntivo, el fortalecimiento de la musculatura de la zona, descontracturación de la zona y/o el aumento de la movilidad a las estructuras implicadas usando para ello ultrasonidos, masoterapia, kinesiotaping, termoterapia o crioterapia según qué casos.

   En el ritmo de evolución en el proceso de rehabilitación van a ser determinantes, tanto la gravedad del suceso origen de la lesión, como la edad y condición física/salud previas de la persona, además de realizarse siempre bajo la supervisión de profesionales sanitarios cualificados. 

 

 


jose-foto.png
01/Ago/2017

Con la llegada del mes de Agosto reducimos los días de atención al público, pero continuamos ofreciendo los servicios de fisioterapia y rehabilitación en nuestro horario habitual ( 10:30-14:00 y 17:30-20:30) los martes, miércoles y jueves. 

 

Os deseamos que tengáis un buen verano

 

Un saludo


01/Sep/2016

 En el día de hoy celebramos nuestro primer año en horario completo de atención al público. Durante este tiempo más de 300 personas han recibido tratamiento de fisioterapia y rehabilitación tanto en nuestras instalaciones como a domicilio. 

 El equipo de profesionales de Domofisio les agradece la confianza depositada en nosotros, y continúa a su disposición. 

 

 Un saludo.


06/Jul/2016

       Evitar que las altas temperaturas y las limitaciones de movilidad interfieran en el tratamiento personalizado de fisioterapia y rehabilitación es uno de nuestros objetivos este verano, por lo que durante los meses de Julio y Agosto continuamos ofreciendo nuestro servicio de  sesiones a domicilio en las mismas condiciones que el resto del año. 

 Un saludo. 

 

Equipo de profesionales de Domofisio 


30/Jun/2016

 El próximo viernes 1 de Julio nuestro personal de fisioterapia se encuentra de descanso, pero seguimos atendiéndoles para concertar sus próximas citas y consultas en el horario habitual. 

 

 Un saludo. 

 

Equipo de profesionales de Domofisio


logo footer white

Centro de Fisioterapia y Rehabilitación, ubicado en el centro de Sevilla, especializado en el tratamiento individual a través de la terapia manual

Post recientes

Powered by EDO Estudio. 2021 Domofisio © All rights reserved.

× ¿Cómo puedo ayudarte?