BLOG

masaje-terapeutico.png
10/Jun/2019

El masaje terapeútico es una de las principales herramientas empleadas en la terapia manual, ya sea como elemento dentro de un plan de tratamiento o como instrumento de liberación a nivel muscular de posturas o hábitos diarios que incitan a la tensión y sobrecarga.

A través de movimientos y manipulaciones de los tejidos blandos, el masaje terapeútico permite aliviar, disminuir o mejorar el dolor, tensión o molestias musculares percibidos por la persona, ya sean a consecuencia de una lesión o por la sobreexposición a tensión. Estas maniobras manuales permiten, entre otros efectos ,el aumento de la flexibilidad de los tejidos, eliminación de adherencias, mejoría de la circulación y drenaje de las áreas tratadas, y un estado de relajación general debido al efecto producido sobre el sistema nervioso.

Aunque las contraindicaciones del masaje terapeútico sean bastante limitadas ( en casos de heridas abiertas, procesos agudos de contusiones o traumatismos, infecciones o procesos inflamatorios, flebitis o ciertos problemas de circulación no está recomendado ) siempre han de realizarse por parte de personal sanitario cualificado para este tipo de maniobras.


blog-destacada-3.png
18/Sep/2018

         Cuando realizamos una actividad física, los músculos se contraen  con el esfuerzo, produciéndose un acortamiento al ejercitarlos, por eso es necesario estirar unos 10/15 minutos una vez que hemos finalizado la actividad, ya que esto aumenta la flexibilidad de los músculos una vez finalizado, reduciendo la vulnerabilidad ante las lesiones.

          Se recomienda evitar rebotes y/o brusquedad en los movimientos que forman parte de los mismos, así como mantener una correcta postura para poder sacar el máximo beneficio de ellos, ya que lejos de aumentar su eficacia , hacerlo de este modo puede producir lo contrario. Es necesario mantener la postura hasta notar ligeramente el músculo,  sin llegar a forzar.

 

¿ Qué beneficios generales tiene realizarlos?

 

-Reducen la tensión que se ha ido acumulando durante la actividad.

-Producen una mejoría de la circulación, y por lo tanto facilitan la recuperación.

-Mejoran el rango de movimiento.

-Previenen la aparición de lesiones

-Reducen la tensión muscular y ayudan a relajar el cuerpo de forma global.

 

      Debemos de tener en cuenta que a medida que nuestra edad se va incrementando, vamos perdiendo flexibilidad, y la vulnerabilidad ante las lesiones es mayor, por lo que los estiramientos necesitan de ajustarse a la intensidad de la actividad que vamos a realizar y también a la etapa vital en la que nos encontremos, eligiendo tanto los ejercicios como la duración del estiramiento  adecuados a ello.

 Aunque los asociemos con mayor frecuencia a la actividad física,  no sólo están indicados cuando se practica ésta. Al mantener durante bastante tiempo posturas repetitivas ( como es el caso del trabajo de oficina),  nuestros músculos también se resienten, por lo que también se recomiendan para prevenir lesiones asociadas a ciertas actividades laborales, siempre bajo el previo asesoramiento de un profesional.

 


 

 


1.1.png
11/Jul/2018

     Con la llegada de las altas temperaturas nos apetece usar con mayor frecuencia chanclas o calzados similares a éstas que pueden producir rozaduras o heridas en los pies que modifiquen nuestra forma de caminar, derivándose esto en molestias musculares debido a la compensación. También es común que aparezca dolor e inflamación en la zona de la fascia plantar, en la zona del hueso del talón e incluso en la cara interna del tobillo, lo cual se denomina fascitis plantar.

    Las molestias de la fascitis suelen acentuarse al subir o bajar escaleras, pudiendo aparecer  acompañadas de edema, hipersensibilidad y tensión en la zona de la planta del pie.

¿ Cuáles son las principales causas de la fascitis plantar?

       Aunque suele ser más común su aparición en personas que practican deporte debido a la sobrecarga por actividad física, también es bastante frecuente a partir de los 45 años. Pudiendo darse en consecuencia de la retracción del tendón de Aquiles, por la biomecánica del pie, debido a la presencia de ciertos tipos de artritis o por el uso / abuso de calzado inadecuado.
 

      El tratamiento con fisioterapia para la fascitis plantar suele basarse en ejercicios, automasaje, ultrasonidos y vendaje neuromuscular según se dé el caso, así como analizar el calzado que se usa habitualmente y estudio biomecánico de la pisada si fuera necesario.


 


 


 


 

 

 


banner-slider-3.png
14/Feb/2018

          A este síndrome se le conoce también como falsa ciática, puesto que los síntomas que se presentan son similares a cuando se da ésta, pero con la diferencia de que las molestias del síndrome piramidal se dan debido a que el músculo se tensa y presiona al nervio ciático, sin que haya afectación a nivel de la columna vertebral de este nervio como ocurre en la ciática.

¿ Cuáles son los síntomas que presenta el síndrome piramidal?

  • Dificultades al caminar que se deben al dolor.
  • Sensación de debilidad en las piernas.
  • Hormigueo o sensación de entumecimiento en la región de los glúteos.
  • Dolor que se irradia hasta el nivel de la rodilla o incluso el pie desde la parte posterior de la pierna.
  • En la zona de los glúteos, sensación de opresión o dolor profundo.
  • Dolor en la ingle o cara interna del muslo.

 

¿ Qué puede causarlo?

       Éstos síntomas suelen agravarse al estar sentado, o ante una situación donde el músculo afectado se encuentra en posición de estiramiento, como sucede cuando subimos escaleras. Ocurre también con mayor frecuencia en personas que pasan mucho tiempo sentados en la misma posición ( como los conductores) viéndose agravado por la costumbre de llevar la cartera en el bolsillo.

       Realizar prácticas deportivas de forma incorrecta, disfunciones pélvicas o sacras, intervenciones quirúrgicas de cadera o de la zona abdominal pueden crear adherencias en la zona y manifestar finalmente este síndrome.

 

 

 

 


27/Nov/2017

    Aunque el dolor y sensación de cansancio extremo por lo general suelen asociarse al término fibromialgia con facilidad, a este diagnóstico se le unen con frecuencia además, la tensión y sensación de rigidez muscular, que hacen más difícil todavía el desarrollo de las tareas cotidianas.

    Los síntomas de la fibromialgia se dan con mayor frecuencia entre mujeres, concretamente con mayor prevalencia entre los 22 y 55 años, aunque las zonas hacia las que se manifiestan mayor número de quejas por molestias musculares ( espalda, cuello, hombros y glúteos) suelen coincidir en ambos sexos.

   Uno de los aspectos, que suele ser menos conocido respecto al tratamiento de fisioterapia en fibromialgia en comparación con la masoterapia es la magnetoterapia.

 

¿ En qué consiste la magnetoterapia y como puede ayudarnos?

    Se trata de una terapia física consistente en la aplicación de campos magnéticos de baja frecuencia y alta intensidad para lograr beneficios fruto de la vasodilatación, relajación muscular, reducción del dolor y regeneración de los tejidos resultado de su aplicación. No se trata de una técnica invasiva, ni produce sensación de dolor.

    El reducido número de contraindicaciones que presenta, salvo en casos de marcapasos o prótesis, con los que es necesario consultar al personal sanitario, y durante el embarazo, así como los múltiples beneficios a nivel muscular, lo convierten en elemento complementario dentro del tratamiento de fisioterapia orientado a la mejora de la calidad de vida de las personas que la padecen. 

 


26/Abr/2017

Cada vez son más las personas que se decantan por incluir ejercicios o actividades deportivas entre sus hábitos diarios, acudiendo para ello en muchas ocasiones a instalaciones especializadas en los gimnasios. Sin embargo, el mero hecho de acudir  no garantiza que todo sean beneficios, puesto que el incorrecto uso de las instalaciones o un desajuste entre la actividad elegida y el estado físico general puede hacernos más vulnerables a padecer molestias musculares o lesiones posteriores.  En la infografía que acompañamos a continuación compartimos algunas recomendaciones para disminuirlas. 


07/Mar/2017

 Con la llegada del buen tiempo cada vez son más las personas que se animan a emplear la bicicleta en su día a día. Más allá de sus fines deportivos, son gran cantidad de ciudadanos los que aprovechan las infraestructuras que proporcionan las ciudades para facilitar el uso de la bicicleta a dirario. Sin embargo, parece que la concienciación acerca de que usar la bicicleta en desplazamientos urbanos supone un esfuerzo a nivel muscular, no parece tan extendida. 

En la infografía que acompañamos incluimos algunas recomendaciones que pueden ser beneficiosas en la prevención de molestias musculares debidas al uso de la bicicleta. Incorporarlas a nuestra rutina puede favorecer nuestra calidad de vida, sin suponer una gran inversión de tiempo.


07/Oct/2016

    Tanto en la realización de rutas en bici, como en la práctica del ciclismo o en otras actividades deportivas o físicas que implican el uso de la bicicleta es esencial el ajuste adecuado de los diferentes elementos de la bicicleta para prevenir molestias y lesiones a nivel musculoesquelético.

 

   En función del elemento que necesite ser regulado de acuerdo a nuestra postura o posición, podemos encontrar diferentes molestias o lesiones. Entre las más frecuentes encontramos las siguientes:

– Asociadas al desajuste del pedal es común que aparezcan la sensación de adormecimiento o entumecimienito del pie, sobrecarga de los gemelos o de los cuádriceps, dolor en los glúteos y en algunos casos tendinitis del Aquiles.

– Cuando se trata de un desajuste postural con respecto al sillín, son frecuentes la aparición de tensión en los brazos, tendinitis rotuliana, adormecimiento genital y dolor en la espalda ( cervicalgia, dorsalgia y lumbalgia)

– En el caso de un incorrecto ajuste del manillar, la posibilidad de presentar adormecimiento en los dedos de las manos, sobrecarga lumbar, dolor en codos, antebrazos y sobrecarga a nivel cervical y de trapecios.

 

   Recuerda que para prevenir este tipo de molestias y lesiones, es necesario prestar también atención a los ejercicios tanto de calentamiento previos como de estiramiento, teniendo en consideración las siguientes pautas:

– Es necesario buscar la tensión muscular, pero en ningún momento el dolor.

– Entre 10 y 20 segundos es el tiempo recomendable para estirar cada músculo.

-Los rebotes durante el estiramiento están desaconsejados.  


logo footer white

Centro de Fisioterapia y Rehabilitación, ubicado en el centro de Sevilla, especializado en el tratamiento individual a través de la terapia manual

Post recientes

Powered by EDO Estudio. 2021 Domofisio © All rights reserved.

× ¿Cómo puedo ayudarte?