BLOG

blog-destacada-3.png
18/Sep/2018

         Cuando realizamos una actividad física, los músculos se contraen  con el esfuerzo, produciéndose un acortamiento al ejercitarlos, por eso es necesario estirar unos 10/15 minutos una vez que hemos finalizado la actividad, ya que esto aumenta la flexibilidad de los músculos una vez finalizado, reduciendo la vulnerabilidad ante las lesiones.

          Se recomienda evitar rebotes y/o brusquedad en los movimientos que forman parte de los mismos, así como mantener una correcta postura para poder sacar el máximo beneficio de ellos, ya que lejos de aumentar su eficacia , hacerlo de este modo puede producir lo contrario. Es necesario mantener la postura hasta notar ligeramente el músculo,  sin llegar a forzar.

 

¿ Qué beneficios generales tiene realizarlos?

 

-Reducen la tensión que se ha ido acumulando durante la actividad.

-Producen una mejoría de la circulación, y por lo tanto facilitan la recuperación.

-Mejoran el rango de movimiento.

-Previenen la aparición de lesiones

-Reducen la tensión muscular y ayudan a relajar el cuerpo de forma global.

 

      Debemos de tener en cuenta que a medida que nuestra edad se va incrementando, vamos perdiendo flexibilidad, y la vulnerabilidad ante las lesiones es mayor, por lo que los estiramientos necesitan de ajustarse a la intensidad de la actividad que vamos a realizar y también a la etapa vital en la que nos encontremos, eligiendo tanto los ejercicios como la duración del estiramiento  adecuados a ello.

 Aunque los asociemos con mayor frecuencia a la actividad física,  no sólo están indicados cuando se practica ésta. Al mantener durante bastante tiempo posturas repetitivas ( como es el caso del trabajo de oficina),  nuestros músculos también se resienten, por lo que también se recomiendan para prevenir lesiones asociadas a ciertas actividades laborales, siempre bajo el previo asesoramiento de un profesional.

 


 

 


11/Ene/2017

       Tras el comienzo del nuevo año son muchas las personas que se plantean como propósito de año nuevo el iniciarse o aumentar la frecuencia de realización de actividad física o deporte, a menudo pasando por alto las bajastemperaturas propias de estas fechas, las cuáles suponen un sobreesfuerzo añadido para nuestro cuerpo. Es por ello que queremos compartir hoy esta infografía con recomendaciones para prevenir la aparición de molestiasposteriores que debiliten nuestra salud.


28/Sep/2016

Como el movimiento es sinónimo de salud, esta semana nos lo tomamos al pie de la letra y empezamos a prepararnos para uno de los eventos deportivos del año en Sevilla, la XXVIII Carrera Nocturna del Guadalquivir 2016.

Aprovechar cada oportunidad de movimiento no es una opción, es una elección. Moverse es una de las estrategias de prevención de problemas de salud más poderosas que poseemos, ya sea corriendo, paseando, andando o proniéndo en práctica algunas estrategias activas en la rutina diaria puedes beneficiarte de problemas posteriores.


04/May/2016

     Una de las razones que comúnmente llevan a acudir al fisioterapeuta a las personas que realizan con frecuencia algún tipo de práctica deportiva son las roturas fibrilares. A pesar de que puedan parecer de menor complejidad que otro tipo de molestias o lesiones, es importante tanto su correcto diagnóstico como tratamiento, ya que tanto el ritmo de recuperación como la reincorporación a la actividad deportiva y rutinas de la vida diaria van a depender en gran parte de los mismos.

      En primer lugar, es elemental realizar un correcto diagnóstico diferencial, desechando la posibilidad de que se trate de una molestia menor como una distensión o una contractura muscular. Para ello, además de la observación, entrevista diagnóstica y exploración se suele emplear también una ecografía. Por lo general, la rotura fibrilar cursa con dolor focalizado, aunque dependiendo del grado con el que se presente ésta, pueden también aparecer un hematoma producto de una hemorragia interna e incluso mareo o sudor frío.

       Las roturas fibrilares pueden presentarse en cualquier zona muscular, pero se dan con mayor frecuencia en aquellas áreas relacionadas con una mayor actividad durante la práctica deportiva. Normalmente suelen aparecer porque esa zona se encontraba más vulnerable debido a otra lesión previa, como resultado de una carga en exceso, estiramientos bruscos, fatiga excesiva, golpes o incluso caídas.

       La duración del proceso de rehabilitación es variable, ya que inciden diversos factores en él ( edad, peso, seguimiento de recomendaciones, tamaño de la rotura…) pero en líneas generales el proceso de recuperación dura entre 8-10 días cuando se trata de una rotura de grado 1, de 3 a 4 semanas cuando es moderada ( grado 2) y de 1-3 meses cuando es grave o denominada grado 3.

       Entre las medidas que se suelen incluir en los programas de rehabilitación de este tipo de lesión encontramos la aplicación de frío, reposo, masaje drenante, movilización pasiva suave, vendaje, estiramientos de diferente intensidad o ejercicios de readaptación de carga, cuya aplicación irán variando a medida que va evolucionando la recuperación, y siempre ajustándose a las características propias que presenta la persona.

      Cualquier persona, haya presentado en alguna ocasión o no una rotura fibrilar, está expuesta a la posibilidad de ello, es por eso por lo que se recomienda a modo de prevención que se realicen ejercicios de estiramiento y calentamiento previos y posteriores a la exposición de un esfuerzo o actividad física considerables.

 

 

 

 


logo footer white

Centro de Fisioterapia y Rehabilitación, ubicado en el centro de Sevilla, especializado en el tratamiento individual a través de la terapia manual

Post recientes

Powered by EDO Estudio. 2021 Domofisio © All rights reserved.

× ¿Cómo puedo ayudarte?